Reflexión: Las piedras preciosas y los 7 Chakras

Un pequeño párrafo para reflexionar...

Un niño se agacha, recoge los guijarros que le parecen más bonitos y los lleva durante semanas en el bolsillo. Para él tienen un valor individual inmenso.

"Siempre se me revela lo que necesito saber".

De mayores, sin embargo, olvidamos lo que de niños sabíamos instintivamente. Y es lástima, porque así hemos perdido la llave que nos franqueaba uno de los reinos de este mundo, que son tres: el vegetal, el animal y el mineral. Es preciso que los tres se hallen perfectamente armonizados, que haya concordancia entre todas las vibraciones, para que se equilibren lo físico y lo psíquico en el ser humano. - "Las piedras preciosas y los siete Chakras".