La Paz no es un golpe de viento que aparece repentinamente...


"La Paz no es un golpe de viento que aparece repentinamente, sino la piedra en la cual día a día debemos esculpir nuestro esfuerzo para conquistarla. (Miquel Martí i Pol)".

Empezar las primeras frases de un trabajo por escueto y sencillo que sea, no es fácil.


En estas palabras siguientes me gustaría poder reflejar cuanto amor y dedicación hacia nosotros nos proporcionan las plantas. Quisiera poder expresar un poco ese sentir natural, esa condición que nos regalan las plantas en sus flores,en sus hojas, en sus troncos día a día, en los cuales encontramos minúsculas gotitas cual lágrima de sutil transparencia que nos brindan sus sanadoras esencias.


Cuando alguien prestó atención a su instinto aprendió a observar el rocío, o la resina y en su silencio expectante pudo entender el néctar de amor que nos ofrecen. Hablar de esencias florales o de aromaterapia es hablar de ARTE en el trabajo de las plantas, sutileza convertida en elemento táctil.