La Música, un bálsamo para el Alma

Decía Platón que la música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo.

La música no solo expresa emociones sino que las canaliza hacia nuestro interior provocando una sensación de bienestar.


Muchas de las patologías a las que nos enfrentamos hoy tienen su origen, o se acentúan en nuestra mente. Una mente fuerte puede ayudar a que la enfermedad cure más rápidamente.


En este sentido la música es un poderoso aliado que ayuda a combatirla.



La música es un idioma universal, cualquier persona de cualquier parte del mundo puede sentirse identificada y emocionada al escuchar alguna estrofa musical, los sonidos resuenan en el alma y abren caminos a nuevas emociones y experiencias.


Es una forma de entender la vida, una forma de expresión estrechamente ligada con otros aspectos de la comunidad en que se desarrolla. Nace con el ser humano, al principio como un tipo de comunicación, dependiendo del sonido, intensidad, vibración, o prolongación en el tiempo podían indicar distintas circunstancias del momento.