¿Cuáles son los beneficios de incluir las Uvas en nuestra dieta?

Podemos tomarlas frescas, en zumo, desecada (pasas), etc. Combinada en ensaladas, canapés, macedonias, tartas... Acompañando quesos, una exquisita combinación. En su variedad desecada es excelente con verduras, carnes, pescados o formando parte de rellenos tanto en postres como en aves o en empanadillas.

Gran fuente de vitaminas, especialmente las del grupo B, con especial atención a la B6 (ayuda al cuerpo a producir anticuerpos y a mantener una función neurológica normal). Contiene betacarotenos (precursores de la vitamina A). También destaca su contenido en calcio, magnesio, potasio, hierro y azufre. Hoy en día podemos disfrutar de esta beneficiosa fruta durante todo el año, pero es importante tener en cuenta que su época natural es el otoño.


La uva contiene fundamentalmente agua (80%) hidratos de carbono(17%), fácilmente asimilables, por lo que es una buena fuente de energía. Las uvas negras aporta unas 110 calorías por cada 100 gr. mientras que las blancas unas 75cal.

Beneficios de incluir uvas en nuestra alimentación:

Excelente laxante

Refuerza defensas

Muy depurativa

Buen remedio natural, en caso de fatiga, estrés físico, mental, y anemia.

Por su alto contenido en antioxidantes, retarda el envejecimiento. Y ayuda en procesos antiinflamatorios.

Debido a los flavonoides y resveratrol puede prevenir la aparición de las enfermedades cardiovasculares.

Existen muchos tipos de uvas, pero las podríamos resumir en dos grandes grupos: Las de mesa que se consumen frescas o en pasas y las viníferas, empleadas en la elaboración de vinos y mostos.


Lo ideal es comer la uva con su piel bien lavada y masticar bien sus semillas, ya que ahí esta la fuente de antioxidantes.


El mosto o zumo natural, obtenido de la presión de la uva sin fermentar, es un buen reconstituyente, por su alto contenido en vitaminas y sales minerales.


Las uvas pasas se obtienen tras la desecación de las uvas al sol, con lo cual pierden gran parte de su contenido en agua.


Las más consumidas son las de moscatel, corinto y sultanas. En caso de diabetes, el consumo de uvas debe ser controlado por su médico o dietista.


12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo