Árboles: Sus leyendas curiosidades y secretos... El Tejo

Existe un árbol de gran curiosidad, tiene una equivalente relación con sitios agrios y elevados, donde crece naturalmente; yo creo más bien que prospera en cualquier terreno, que era muy común en otro tiempo en toda Francia, pero que poco a poco lo hemos ido destruyendo, y que si existe hoy en los parajes agrios lejanos o en las rocas escarpadas es por no haberlo podido cortar. (Rozier. s.XIX)"

Existe un árbol de gran curiosidad, tiene una equivalente relación con un arco, una castañuela y la quimioterapia. Su madera incomparable viene utilizándose desde el neolítico, para un sinfín de usos. Su dureza tan solo podría compararse en nuestra tierra a la del Boj. Muy apreciada por su resistencia y duración, agradece como ninguna el pulimento tiene un color y textura bellísimos (un ejemplo son las castañuelas). En tiempos remotos fue utilizada para la construcción de arcos, pudiéndonos dar esto una idea de la persecución y casi exterminio que tuvo lugar en muchas regiones cuando se avecinaba una guerra ( en 1559 se enviaron desde Austria más de 36.000 arcos a los países Bajos e Inglaterra).


Uso terapéutico


IMPORTANTE recalcar un componente que sale de la corteza de este viejo habitante de las montañas : El Paclitaxel.


El paclitaxel es uno de los agentes antitumorales más prometedores desarrollados en las últimas décadas. Recientemente se cumplieron 30 años desde el descubrimiento del modo de acción de este fármaco, obtenido a partir de un extracto vegetal, y 15 desde la aprobación de su uso para el tratamiento del cáncer de mama. En este trabajo se recuerda el proceso que hizo posible que hoy dispongamos de esta valiosa opción terapéutica.

El paclitaxel es un agente antitumoral que se emplea para el tratamiento de algunos tipos de cáncer debido a su capacidad de inhibir la multiplicación de las células tumorales. Identificado y extraído inicialmente a partir de la corteza del tejo (Taxus brevifolia). Actualmente su uso está recomendado en el tratamiento del cáncer de mama y en combinación con otros compuestos (cisplatino), constituye la quimioterapia de primera línea para el tratamiento del cáncer de ovario.


El descubrimiento del paclitaxel es un ejemplo muy ilustrativo de cómo los conocimientos adquiridos durante siglos en la medicina tradicional y en el estudio de los productos naturales pueden ser aplicados por la industria farmacéutica y la comunidad científica para el desarrollo de nuevos fármacos y constituye una muestra más de la importancia que puede llegar a tener en el futuro el preservar la biodiversidad de nuestro planeta.


(Publicado por Offarm, revista de prensa oficial farmacéutica)